TBF 300 TEST DETECCIÓN DE BIOFILMS

Category:

CHRISTEYNS dispone de varios test rápidos para el control de higiene. Aplicados en forma de spray sobre las superficies son capaces de detectar la presencia de diferentes contaminantes tras las operaciones de limpieza y desinfección. Estos test de higiene están diseñados para ser utilizados después de una operación de limpieza y desinfección, con la ventaja de localizar a simple vista las zonas contaminadas. Una nueva gama de control de higiene para evaluar la eficacia de los procedimientos de higienización.

La presencia de biofilms en las instalaciones supone un riesgo para la seguridad alimentaria, ya que sirven de protección a microorganismos como Listeria, Pseu-domonas, Enterobacter, Flavobacterium o Staphylococcus, y además de causar problemas de funcionamiento en los equipos.

TBF 300 es una prueba sencilla, rápida y específica para localizar la presencia de cualquier tipo de biofilm en superficies.

Test para la detección de contaminación de superficies, incluyendo numerosos microorganismos y residuos de alimentos, a través de un gel de aplicación.

BioFinder es una herramienta eficaz para el control de la higiene, especialmente diseñada para detectar microorganismos catalasa positivos.

VENTAJAS:

  • RÁPIDO. Resultados en segundos.
  • FÁCIL. No necesita personal especializado ni equipos complejos.
  • PRÁCTICO. Para un control higiénico fiable